Sección Sindical CC.OO. Dialse Seguridad
  27/05/Madrid:Tiroteo robar sacas banco pánico centro comercial
 



MADRID
UN TIROTEO PARA ROBAR LAS SACAS DE UN BANCO DESATA EL PÁNICO EN UN CENTRO COMERCIAL

Un vigilante de Prosegur resultó herido de gravedad ayer por la tarde durante un intento de atraco en el interior del centro comercial Isla Azul (Carabanchel), junto a la M-40. Tres argentinos asaltaron a la víctima y a su compañero cuando sacaban cuatro sacas con la recaudación de la sucursal del Santander del interior del inmenso hipermercado. Al cierre de esta edición, la víctima, de 44 años, permanecía muy grave.

Los hechos se produjeron a las 19.50 horas. Los dos vigilantes se apearon del furgón y se dirigieron a la sucursal bancaria, situada en la planta baja del centro comercial. La idea inicial de los atracadores era dar el golpe justo cuando los vigilantes llegasen al furgón. Sin embargo, la operación se precipitó. Este cambio de planes pudo deberse porque, según confirmaron fuentes del caso, había un cuarto compinche en el exterior, de pie, vigilando, y se percataría de los problemas que representaba la gran cantidad de público que había fuera.

Justo cuando los dos vigilantes abandonaban el banco, los otros tres delincuentes se echaron sobre ellos. Uno de los ladrones arrebató el revólver al vigilante que posteriormente resultó herido. Un segundo atracador empuñaba su propia pistola. En la trifulca, el que había quitado el revólver al vigilante le disparó. Uno de los proyectiles impactó contra el abdomen del vigilante y otro en la pierna, fracturándole la tibia, informó Emergencias Madrid.

Según la Policía, otro le dio en la cabeza, aunque la herida de mayor gravedad es la primera, que le afectó al vientre. Sangraba abundantemente. En el tiroteo, una bala rebotó y fue a parar al pie de una joven de 30 años. En cuanto al otro vigilante, sufrió contusiones por la trifulca. El vigilante herido fue trasladado por el Samur-Protección Civil al Doce de Octubre. La chica, al Clínico.

Un policía que en ese momento no estaba de servicio, perteneciente a la Brigada de Seguridad Ciudadana, fue el primero en darle caza. Otra media docena de vigilantes de seguridad del establecimiento de compras y ocio, también de Prosegur, se avalanzaron sobre el atracador, cuando había subido las escaleras. Entre todos, lograron reducirle y quitarle el arma. Ningún miembro de la banda consiguió llevarse las sacas.

Mientras, la gran cantidad de personas que se encontraba en el centro comercial no salía de su sorpresa inicial, para pasar luego al pánico. Muy pocos vieron el momento del atraco, pero sí el de la detención. El sujeto en cuestión, de unos 26 años, delgado, pelo moreno, muy corto, vestía pantalón vaquero y camiseta azul. No es muy alto. Y no cesaba de gritar: «¡Esto es un error! ¡Os habéis equivocado de persona!». Los asaltantes no iban encapuchados, probablemente, porque pensaban cubrirse en el momento que inicialmente tenían preparado para el atraco, junto al furgón.

Avalancha de gente
Entretanto, la gente iba tomando conciencia de lo que ocurría, y una avalancha comenzó a correr despavorida hacia el exterior. Otros se tiraron al suelo. Algunos creían que era una bomba, hasta que comenzaron a oírse gritos: «¡Que es un atraco! ¡Que es un atraco!». La confusión era máxima, pues, se da la circunstancia de que se estaba realizando un rodaje para televisión allí mismo.

Una mujer explicaba así cómo lo vivió: «Iba a entrar al centro comercial cuando salía gente asustada, corriendo, y me gritaron «¡No entren ustedes». La gente se resguardaba dentro de las tiendas o, en el caso de la mayoría de los empleados, echaron el cierre y se escondieron en los almacenes interiores. «Ha sido todo muy rápido», indicaba una dependienta.

«Oí una traca de tiros»
Dos jóvenes que trabajan en el comercio que está justo al lado de la sucursal bancaria en cuestión narraban así lo sucedido: «Se ha oído una traca de tiros. Nos hemos metido debajo del mostrador y hemos cerrado, hasta que la Policía nos ha dicho que podíamos salir», indicaba uno de ellos.

El Grupo VI de Homicidios se ha hecho cargo de la investigación y, ayer a primera hora de la noche, los agentes de la Policía Científica continuaban tomando pruebas del escenario del tiroteo.

La amarga Navidad de 2007
Desde la campaña navideña de 2007 no se recordaba nada así. Fue entonces cuando se sucedieron los asaltos al Ikea de Vallecas, con disparos dentro incluidos; el atraco a un furgón blindado en Plenilunio; el del Media Markt de Getafe y el del centro comercial H2Ocio, en Rivas.
FUENTE

 
  Hoy 1 visitantes (25 clics a subpáginas) contador de visitas
contador de visitas
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=